5
1 Votos

Los niños se encontraban jugando boliche en el patio de la vecindad, mientras que al señor Barriga le ofrecen un empleo como repartidor de pizzas, pero él decide cedérselo Don Ramón para que pueda pagarle las rentas que le debe.

Download Links